• Siguenos en Flickr
  • Siguenos en Blogger

Capitulo IV: El Domador de Auroras

Si habéis leído las 3 publicaciones anteriores relacionadas con el viaje a las Islas Lofoten (Enjoy the Silence y El Hechicero y Green Symphony), habréis podido comprobar que la primera noche el color que más vimos en el cielo fue el verde. Como ya comenté, se dieron las condiciones perfectas para poder ver auroras boreales (alta actividad, cielo despejado y, según dicen los habitantes de latitudes como estas, mucho frío), así que había que aprovechar al máximo el momento. 

La foto que os traigo hoy la tomamos en una playa, poco después de sacar la del cementerio de Flakstad. Al poco de llegar a dicha playa vimos que, nuevamente, el cielo empezaba a enseñarnos unas manchas verdes que tenían toda la pinta de ser el inicio de otra fiesta, así que nos pusimos nuevamente a pensar en verde (y no precisamente en nada relacionado con la famosa cerveza), y sacamos cámaras, trípodes y linternas. Pocos segundos después, la fiesta comenzaba otra vez.

La playa en cuestión no tenía muchos elementos para poder jugar con la composición, así que, de nuevo, tiramos de la opción de poner un personaje en primer plano. Repetimos la foto varias veces, eso sí, con mucho cuidado de no caernos, pues, no sé si se podrá comprobar, la arena estaba congelada.

Cuando digo que la arena estaba congelada, no quiero decir que estaba muy fría, que, posiblemente, también (no osé quitarme el guante para comprobarlo), sino que había una ligera capa de agua convertida en hielo que hacía bastante complicado andar por encima sin caerte. 

Esto fue algo que me dejó realmente sorprendido. Agua (supuestamente) salada congelada. ¿Es posible? Por supuesto que lo es. Pero para ello es necesario que la temperatura ambiente sea menor que la que debería haber para poder congelar agua dulce. En fin, que podéis imaginar el frío que hacía esa noche en aquella playa, en aquél pueblo... en aquél país.

Poco a poco el cielo se fue tiñendo más y más de verde y el festival de luces empezó, así que no perdimos tiempo, montamos cámara sobre trípodes, ajustamos parámetros, y César, con una linterna pequeña, hizo de modelo convirtiéndose en nuestro Domador de auroras boreales.

Sobre los parámetros usados para sacar la foto, muy parecidos a los usados en las anteriores fotos. Los veis a continuación.


Los datos EXIF:
mara: Canon 6D 
Focal: 18 mm 
Exposición: 5 sg 
Apertura: f/2.8
ISO: 3200


0 comentarios:

Publicar un comentario