Cuando los Dioses habitaban Hispania

Cuando se trata de hacer fotografía nocturna, todo es importante. No se trata simplemente de llegar a un sitio, colocar un trípode, montar una cámara y disparar. En muchos casos, detrás de una foto nocturna hay un trabajo de equipo sin el cual la foto no podría hacerse. Un trabajo en equipo que nos deberá llevar a conseguir la foto que habíamos visualizado en nuestra cabeza mucho antes de que exista.

Este trabajo en equipo, como si de una película se tratara, deberá seguir un guión preestablecido en el que cada actor representará el papel que le ha sido asignado. Un papel que, en casi todos los casos, tendrá, como elemento protagonista, una linterna o fuente de luz que el actor deberá saber manejar correctamente para poder interpretar a la perfección el papel va a representar.

Quizá de los puntos importantes a tener en cuenta, es el manejo de tiempos. Siguiendo con la metáfora cinematográfica, una película tiene una duración que, podrá ir, desde los pocos segundos, hasta los minutos. Durante todo el tiempo que dicha película dure, cada actor deberá ser capaz de manejar los tiempos que debe dedicar a iluminar cada uno de los elementos sobre los que debe trabajar. Y, muy importante, relacionado con lo dicho, es el cuidado especial que cada uno de los actores deberá tener para no iluminar elementos que no deban recibir luz, incluyendo a los propios actores.

La foto que vamos a analizar es un ejemplo de trabajo en equipo en el que los actores debieron marcar muy bien los tiempos de iluminación, pues durante el tiempo de ejecución hubo que moverse por todo el escenario. 

El desarrollo de la foto podría dividirse en 2 partes. En la primera parte, sólo 2 actores iluminaron, pues se decidió que sólo serían 5 los puntos desde los cuáles habría que iluminar para cubrir la totalidad del escenario que queríamos iluminar. Como se puede ver, el actor A se colocó enfrente del pórtico del templo pues, teniendo en cuenta dónde se colocaron las cámaras, una iluminación desde la parte frontal, resaltaría las texturas de las columnas y piedras que forman parte del monumento.

Un segundo actor, B, se colocaría escondido detrás del monumento y se encargaría de la iluminación de los árboles. El esquema de iluminación sería el siguiente:



En un momento previamente establecido en el guión, los dos actores A y B cambiaron de posición, moviéndose, el actor A, a la izquierda de la cámara, y el actor B, al interior de lo que en su día fue el templo, para iluminar el interior. Además, en este segundo acto de iluminación, entra en juego el actor C, cuya función será la de perfilar el lateral del templo, dando así la sensación de volumen a la estructura.

En este segundo acto, el esquema de iluminación sería el siguiente:






Un balance de blancos para tungsteno, más los casi 6 minutos de exposición, le dan a la foto el tono azul en el cielo, y las trazas creadas por la luz de las estrellas al girar la Tierra sobre su eje.

Et voilà! Trabajo terminado! Espero que las explicaciones hayan sido claras y, sobre todo, útiles.

¡Hasta pronto!

2 comentarios:

  1. Muy buena explicación, gracias por tu aporte y felicitaciones por tu excelente trabajo. Saludos desde Perú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, eferank! Espero que te resulten de utilidad.
      Un saludo!

      Eliminar