Alu-Dibond de Saal Digital

Cuando hace unas semanas me decidí a solicitar la prueba de Saal Digital, tenía la sospecha de que el producto no me decepcionaría. En esta ocasión Saal Digital publicitaba uno de sus productos, los cuadros personalizados, y para ello lanzaban una promoción de 50 € de descuento sobre este producto. Por esto mismo, cuando vi la oferta no me lo pensé, elegí una de mis fotos y, a través de la aplicación, pedí que me la imprimieran. 

Ocho días después me llegó una notificación de Correos indicándome que mi cuadro ya estaba en la Oficina, así que fui a recogerlo. Lo primero que me encontré fue un embalaje correcto que impedía que el producto pudiera sufrir daños.


El interior fue más de lo mismo, es decir, una fuerte protección en forma de cartones sobre todo el producto de forma que éste no sufriera ningún daño. Todo ello, además, envuelto con un plástico que impedía cualquier tipo de movimiento del producto dentro del embalaje. 



Por último, una protector suave para la parte de la impresión.


En cuanto a la presentación del producto en sí, justo lo que esperaba: una impresión de gran calidad de la foto enviada sobre la superficie de aluminio del Dibond.


Por último, el soporte para colgar el cuadro. Saal Digital ofrece diferentes opciones para colgar el cuadro. Yo elegí el bastidor de aluminio y, tras analizarlo en detalle me pareció un gran acierto.


En definitiva, un producto muy recomendable para todos aquellos que deseen darle un plus de calidad a la impresión de una fotografía. Yo, casi con toda seguridad, repetiré.

Espero que este artículo haya resuelto algunas dudas.

¡Hasta pronto!

0 comentarios:

Publicar un comentario